DEFENDEMOS NUESTROS DERECHOS

imgnoticia: 

(Por Isa A.) 

Fuimos al Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo a ver una exposición sobre los derechos en el que participamos nosotros con un Árbol que realizamos en el Centro que ahora decora la oficina de nuestro Centro.

 

Algunos chicos y chicas del Centro Rey Pelayo, fuimos a una exposición de Árboles de los derechos de los discapacitados con el educador Rubén de conductor de la furgoneta y con la chica de practicas Elena. Rubén nos llevó hasta un aparcamiento que estaba situado cerca del Auditorio Príncipe Felipe. Se podía llevar algo de dinero por si había oportunidad de tomar algo y si daba tiempo.


La exposición trataba sobre qué pensamos nosotros sobre los derechos en general y nos propusieron hacer en el Centro un árbol para representarlos. Casi todos opinamos lo mismo, pero había una asociación que puso un derecho en el que yo no estoy de acuerdo, que es casarse y a tener familia propia. No estoy de acuerdo con ese derecho, ya que no me veo vestida de novia, y no me veo con hijos biológicos, ya que la comida y los pañales cuestan mucho dinero. Y la boda hay que hacer varias pruebas con el vestido y hay que hacer dieta hasta el día de la ceremonia. Tengo una amiga que organiza eventos, concretamente bodas, llamada Montse, y le da mucho trabajo organizar las bodas y que comenta hay algunas parejas quisquilosas.
El árbol de Rey Pelayo representaba en la parte alta los buenos derechos que algunos son: derecho a la vida, a la sanidad, la educación y a la libertad de expresión. En la parte de abajo los malos como el acoso, la pena de muerte, trata de blancas y la esclavitud.


No hubo falta de pagar el café ya que nos invitó Casilda, gerente de Plena Inclusión Asturias, antes llamada FEASPASTURIAS.A un café solo y con nosotros se sentó la mujer policía llamada Carmen y su marido José en la otra mesa, ellos trabajan en la comisaría de Siero. Ellos vinieron un día a nuestro Centro a darnos una charla sobre el tema de los Derechos, el acoso,…


En esta salida, vimos las primeras nieves en la ciudad de Oviedo. En el trayecto de ida y vuelta en furgoneta nos partimos de la risa con las gracias de Sara Santiago, que tenía cada ocurrencia que nos hacían reír a todos.